Blog

Los desprendimientos de la fachada

En el día de hoy en nuestro blog de Servicios Verticales Carmona os vamos hablar del desprendimiento en fachadas.

En las épocas de inestabilidad meteorológica es cuando ocurren los desprendimientos de la fachada.

¡Y SIEMPRE EN MENTE DE QUE NO SUCEDAN MALES MAYORES!

Cuando estos problemas pasan en sitios donde no pasan gente ni vehículos no nos preocupamos pero… ¿y cuando nos encontramos ante una zona de tránsito?

¿Cómo podemos acabar con los desprendimientos de fachadas o en terrazas?

Lo más normal es que si se encuentra a una altura de más de dos metros, es que lo solucione una empresa de servicios verticales, que realizan los trabajos de forma más rápida y pueden alcanzar a zonas inaccesibles.

Nuestra recomendación como profesionales es la siguiente:

Tendríamos que hacer una revisión de la zona desprendida y el resto de zonas que puedan estar afectadas por lo mismo daño, aunque no se hayan desprendido aún, para evitar un problema más grave antes de tiempo.

Los desperfectos se deben picar con herramientas manuales, como pueden ser el cincel y el martillo sobre una base siempre firme.

Después se deben extraer todos los elementos de fijación que existan de antes en las zonas a reparar.

En las armaduras vistas se debe aplicar un revestimiento que sirve de adherencia y protección anticorrosión de armaduras.

En las grietas por su profundidad y grosor cuando sea necesario se deben colocar varillas de acero corrugado transversalmente, con la correspondiente aplicación de un pasivador ante la corrosión.

La mayoría de las veces estas varillas de acero no están bien protegidas con pasivador y son las que pueden hacer que aparezcan roturas en ladrillos o en el mortero.

Más tarde, las zonas a enfoscar se deben humedecer hasta la saturación. Posteriormente realizaremos el enfoscado.

Para  asegurarnos que el mortero estén bien adherido a la fábrica antigua se debe utilizar un aditivo químico  como el de la casa SIKA (Sikalatex), confiriendo al mortero elasticidad, impermeabilidad y resistencia.

También utilizaremos reglas para lograr un buen acabado de obra. Después de haber hecho lo anterior, lo ideal sería aplicar la pintura.

Si se realizamos los trabajos verticales de la forma que hemos comentado anteriormente, tendremos la tranquilidad de no sufrir desprendimientos de fachadas en nuestro edificio durante muchos años.

¡No olvides ponerte en contacto con nuestro equipo de profesionales, donde atenderemos tu caso de forma personalizada y con una financiación a tu medida!

Leave a Reply